custodia compartida=hijos más felices y estables.

Estimado lector/a:

Es bien sabido por todos, que la «Custodia Compartida» es incompatible con «denuncia por malos tratos», ni siquiera es necesario estar condenado, solo se requiere estar inmerso en un procedimiento penal, tanto por delito leve, es decir, por insultos,  como por delito grave, (cuando existen lesiones a la víctima, o algún parte  médico de lesiones).

Pues bien,  deciros, que pese a que no esteis inmersos en un procedimiento de malos tratos, resulta complicado y difícil,  conseguir la «Custodia Compartida» de los hijos, cuando debería de ser, lo más «común e igualitario». En definitiva, tenéis que luchar por ello, por la igualdad, por la necesidad de que vuestros hijos tras la ruptura sigan manteniendo la misma relación que antes de la separación, procurando que el Divorcio no les afecte.

«Se separan  los padres no los hijos» , quien deben seguir unidos a ambos progenitores, necesarios para su estabilidad emocional y desarrollo de su personalidad, evitando siempre utilizarlos en contra de alguno de los progenitores. Los hijos «no tienen culpa» de nada y en cambio, muchos de ellos, sufren las consecuencias del «Divorcio» de sus padres. Con absoluta seguridad os diría que un  niño/a quiere «a su padre y a su madre por igual».

Lo que  no se  puede hacer tras la ruptura, con  la «Custodia Exclusiva» por el progenitor que se queda con los hijos, (normalmente la madre),  utilizarlos, en contra del  otro progenitor, procurando que  estos también se «divorcien»,  obstaculizando  «las relaciones paterno filiales», transmitiendo su odio y rencor a ellos, sin darse cuenta, probablemente,  que con esta actitud lo único que consiguen es dañar a sus hijos, dejándolos  «huérfanos», (normalmente del padre), con «secuelas  y taras», por las carencias afectivas  y de apego del otro progenitor.

Resultando una situación absolutamente injusta para estos niños, que en vez de procurar sus progenitores,  respetar los derechos de los hijos y  la felicidad de estos,  manteniéndolos  al margen de la ruptura, los  utilizan como «escudo», siendo los que sufren verdaderamente  las consecuencias de la separación de sus padres.

En mi experiencia profesional, estas situaciones con los hijos tan  frecuentes, deberían  de impedirse y  estar penadas en nuestro Codigo Penal.

A través de este enlace podéis acceder a Sentencias de Custodia Compartida, conseguidas por este despacho que os pueden resultar de un gran interés http://www.carmenmanzano.com

Carmen Manzano

Abogada